Junio 17, 2011

Creo que he encontrado la síntesis de todas estas ideas, estuvo frente a mi todo el tiempo.

Uno de mis artistas contemporáneos favoritos es Frank Shepard Fairey (Obey), un maestro del diseño gráfico. En su trabajo involucra elementos del cartel propagandístico y el esténcil.

Es la pieza que me faltaba, para encontrar lo que busco debo de hablar con un especialista en la obra de Obey, mi amigo Omar.

Omar es también un profesional del retoque digital, nuestra conversación se trata sobre técnicas de fusión y sobreposición de imágenes. Le cuento lo que tengo en mente y me da un archivo con algunos ejemplos. Hablamos también sobre papel, sobre como tratarlo con dignidad.

Regreso al estudio y preparo un documento nuevo.

No se bien en que momento sucedió la revelación, quizá fue algo que duró varios días, pero al final de la semana ya sabía exactamente lo que quería: Un homenaje a la ilustración científica.

En este proyecto no pienso restringir el uso del Photoshop. Ningún pixel será inventado, todo provendrá de la cámara. Pero voy a contrastar, saturar, nivelar, doblar y torcer cada uno hasta que logre el efecto que busco.

Voy a empezar con un pedazo de papel amate y después lo voy a adornar con marcas de agua y relieves gofrados. Voy a fundir este fondo con las fotos que he tomado en San Marcos e interpretar un trabajo que pudo haber existido desde que hay fotografía en este mundo.

Pero no quiero emular algo antiguo, debo de ser cuidadoso con esto. Tengo que encontrar la manera de que se vea novedoso.

Ojalá se me ocurra algo en el camino.

Junio 12, 2011

Encuentro otra fuente de inspiración en Owen Jones, que pasó su vida viajando y documentando los ornamentos tradicionales de los pueblos del mundo, su libro tiene un título magnifico: “La Gramática del Ornamento”. Muchos de los patrones utilizados en la arquitectura antigua tienen origen en la naturaleza. Es la ciencia del adorno, donde la elegancia es un término matemático.

The fiber of the future

“Communist, Fascist, Democrat may find that the real origin of the future lies on the microscope plates of obscure young men, who, puzzled with order and disorder in quantum and neutron, build gradually a picture which will seep down until it is the fiber of the future”

John Steinbeck

Junio 10, 2011

Regresar a la ciudad de México es siempre un ejercicio de asimilación, he repetido este trayecto muchas veces en los últimos años y aun no me acostumbro al desprendimiento de Baja California. Desde el aire, la Ciudad de México desconcierta con su simpleza. Todo lo que constituye una ciudad, aunque parezca sofisticado, no puede compararse con la complejidad del mundo marino.

Tengo muchas ideas pero todas están desorganizadas, me sigue angustiando el aspecto de menú de sushi de algunas de las fotos tomadas en la Isla San Marcos. Necesito inventar algo que funcione así que pongo mis cartas sobre la mesa: La primer influencia que quiero usar en este proyecto es la ilustración científica del siglo diecinueve. Siempre he sido un gran aficionado, en especial del trabajo de Ernst Haeckel. En su obra maestra Kunstformen der Natur, Haeckel ilustra la belleza de la vida microscópica en los océanos. Esta colección de ilustraciones es también uno de los documentos más importantes del Romanticismo Alemán. A mi me gusta cómo pensaban los románticos, pero su trabajo fue completamente malinterpretado por la historia. Fue Haeckel quien divulgó la idea de que en la naturaleza, siempre una especie sobresale de sus parientes: la que mejor se adapta, la que tiene más recursos para sobrevivir. Esta noción fue adoptada después por los Nacional Socialistas y todos sabemos como acabó eso. Cuando los alemanes debieron de haber girado hacia la izquierda lo hicieron hacia la derecha.

Durante su vida, Haeckel sufrió del escepticismo de sus colegas; después de la publicación de sus ilustraciones fue criticado por representar especies que no existen.

-pero podrían existir- seguramente pensaba.

Artista y científico forjó la idea de que existe una conexión entre evolución y desarrollo, entre el árbol de las especies y los procesos embrionarios. Todavía recuerdo la ilustración en mi libro de texto de biología uno donde se comparaban fetos de pollo, cerdo y humano.

De regreso con las fotos de sushi Ana me recomienda que consulte el trabajo de  David Doubilet. Sus fotos de nudibranquios son impresionantes, Doubilet ha buceado entre arrecifes con un escenario de macrofotografía portátil y ha tomado unos excelentes acercamientos de pequeños moluscos de colores. Los ha tomado de su hábitat por un instante y colocado en un ciclorama blanco debidamente iluminado. El resultado es espectacular:

http://ngm.nationalgeographic.com/2008/06/nudibranchs/doubilet-photography

Después me enteré de que fue muy criticado por invasivo, y eso que solo los tomó por un momento. A mí seguramente me van a crucificar por andar sacando animales del mar.